Un saludo

Bienvenid@ si has decidido invertir un poco de tu tiempo en mirar por mi ventana, porque eso es este sitio, una ventana abierta a la imaginación, una ventana por la que mirar al otro lado, donde puedes ser uno de esos personajes que te hacen olvidar quien eres o dónde estás durante el tiempo que te sumerges en esa historia que es capaz de provocarte mariposas en el estómago. Espero que lo disfrutes.

martes, 31 de agosto de 2010

Evolución de la novela romántica.



El otro día hablaba con Merche Diolch del artículo que, sobre novela romántica había escrito para la revista “El Alfabeto de Babel”, Le comentaba que me había gustado mucho su enfoque y sobre todo que comenzara con un clásico “Orgullo y Prejuicio” La verdad es que cuando se oye hablar de novela romántica siempre piensa en Jane Austin o las hermanas Brontë pero es que es ahí donde empezó todo. Desde entonces este género ha evolucionado adaptándose a las circunstancias sociales y culturales. En la actualidad el modelo de mujer no tiene nada que ver con el que había a finales del siglo XIX, ni siquiera con el de mediados del XX, Por lo tanto las protagonistas ya no son las jovencitas sumisas que tenían que plegarse a los deseos de los padres, primero y de sus prometidos-maridos después. Aunque también es cierto que las heroínas de estas novelas, rompían un poco esos esquemas establecidos.

Las protagonistas de la novela contemporánea trabajan fuera de casa, tienen empleos de responsabilidad, son independientes, viajan a lugares lejanos, son policías eficientes, espías misteriosas y son capaces de cualquier cosa.

Entonces si son tan diferentes, ¿qué línea las une? Por supuesto una buena historia de amor, con problemas, tropiezos y dificultades, pero con un final feliz. El amor supera todos los inconvenientes y complicaciones. Creo que por eso me gusta leerlas y escribirlas, porque no contemplan la posibilidad del fracaso.


Junto a esta pequeña reflexión ,os dejo EN EXCLUSIVA, el artículo de Merche escrito para Su sección Letras de Amor. Un nombre de lo más apropiado para el tema que nos ocupa. En esa época, empezó todo.




Hoy empezamos una nueva sección en El Alfabeto de Babel, una nueva sección que se centrará en la literatura romántica, estamos hablando de Letras de Amor y para poder inaugurarla como se debe hemos decidido comenzarla con un Clásico dentro del género romántico.

¡¿Quién no ha oído hablar de Orgullo y Prejuicio?! Tenéis que conocerla aunque sólo sea por las diferentes versiones que se han realizado de la novela en la grande o pequeña pantalla. Pero… vamos a comenzar con la novela y luego seguiremos avanzando.

[…]Es una verdad reconocida por todo el mundo que un soltero dueño de una gran fortuna siente un día u otro la necesidad de una mujer. […]

Orgullo y Prejuicio, de Jane Austen, se publicó por primera vez el 28 de enero de 1813 como una obra anónima, sin que figurara el nombre de su autora.

Una comedia romántica en la que sus protagonistas, Elizabeth Bennet y Fitzwilliam Darcy, nos trasladan a una época en la que las convecciones, la educación llevada al límite y las relaciones entre las distintas clases sociales pugnaban por ocupar un protagonismo central en la vida de cada ser humano.

Con Lizzy y Mr. Darcy nos adentramos en un clásico de la literatura romántica. Aquellos que esperen un flechazo, que con una mirada el corazón de nuestros protagonistas se derrita errarán porque tendrán que luchar, sufrir y madurar.

Lizzy dejará de lado los prejuicios que siente por Mr. Darcy, y él… Darcy, tendrá que olvidarse de su orgullo para conseguir la felicidad.

Con Jane Austen nos sumergimos en el día a día de una familia de principios del siglo XIX, la familia Bennet. Una época donde la mujer sólo tiene un objetivo, encontrar un marido, un sostén económico para muchas de ellas y así aspirar a una vida decente. La Sra. Bennet buscará que sus hijas se posicionen, consigan un esposo y así no se encuentren solas, el día de mañana.

Una época en la que la llegada de un joven soltero, con dinero, al pueblo, puede perturbar la tranquilidad de sus habitantes y todas las matriarcas se pongan en marcha con sus maquinaciones para poder cazar a su futuro yerno.

Entrará en juego Mr. Bingley, que se fijará en la hermana mayor de Lizzy, Jane, y con él, Mr. Darcy, quien conseguirá descolocar la vida de Lizzy, junto a su temperamento, saltando chispas entre los dos, pero… la atracción buscará un hueco para crecer.

[…]-He luchado en vano. Ya no quiero hacerlo. Me resulta imposible contener mis sentimientos. Permítame usted cuán ardientemente la admiro y la amo.

El asombro de Lizzy fue mayúsculo. Se ruborizó y, boquiabierta, permaneció en silencio. Esto pareció infundirle a él aún más valor, y así, prosiguió declarando lo que sentía desde hacía tiempo por ella. Pero además de los sentimientos del corazón no fue menos elocuente en el tema de la ternura que en el del orgullo. La idea que tenía respecto de la inferior condición social de Lizzy, la creencia de que al proceder así él se degradaba, los obstáculos de familia que el buen juicio había opuesto siempre a la estimación, fueron cosas en las que insistió con un valor que demostraba lo mucho que esas cosas lo afectaban, pero a la vez no resultaba adecuado para favorecer su demanda. [...]

Una novela, Orgullo y Prejuicio, con una escritura sencilla y atractiva. Una historia de amor en la que nos encontramos todos los elementos necesarios para hablar en mayúsculas del GÉNERO ROMÁNTICO: resistencia, antipatía, consciencia, una evolución madura y un fin, la explosión del amor. Elementos clásicos que siguen atrayendo a todo buen lector de romántica.

Como os he señalado más arriba esta novela fue creada en 1813, se ha reeditado muchas veces, pudiendo encontrarla de la mano de diferentes editoriales en todas las librerías, por lo que no hay excusa, si no la habéis leído tenéis que hacerlo y si ya la habéis leído por qué no releerla.

Un dato importante y clave que muestra que esta historia de amor interesa, es las veces que se ha adaptado en el cine o en la pequeña pantalla. Os dejo las más destacables:

Ø En 1938 se llevó a la televisión, en Reino Unido, primera adaptación de la novela, una versión de 55 minutos.

Ø Más Fuerte que su Orgullo (1940). Dirigida por Robert Z.Leonard; actores Laurence Oliver y Greer Garson.

Ø En 1979, una serie por la BBC, bajo la dirección de Cyril Coke, y actores protagonistas David Rintoul y Elizabeth Garvie.

Ø Orgullo y Prejuicio, serie de televisión de 1995 por la BBC. Sus actores principales Colin Firth y Jennifer Ehle. Hasta el momento es la versión mejor considerada por su adaptación.

Ø Orgullo y Prejuicio, del 2005, dirigida por Joe Wright, en la que nos encontramos a Keira Knightley y Matthew Macfadyen en la piel de Lizzy Bennet y Mr. Darcy.

12 comentarios:

Noelia A. dijo...

WAW!! Menchu, la introducción es flipante y articulo de Merche, alucinante! Estais hechas un par de genias!!!!

Helena dijo...

Está fenomenal, Merche.Me ha gustado mucho.

menchu dijo...

Ya veis, trabajo a la limón y esta Merche que es la caña de España ^__^

Yolanda Quiralte dijo...

Sois las dos una caña. MUy buen artículo. Felicidades.

Mar Carrión dijo...

Qué puedo decir?? que me ha encantado, tanto la introducción de Menchu como el artículo de Merche.
Felicidades a las dos.

AiKo (Merche Diolch) dijo...

Qué bien nos queréis!!!!!!

Menchu la introducción muy buena :D

Besitos

menchu dijo...

Gracias a todas.
Un beso

Ana R. Vivo dijo...

Me ha encantado la introducción, Menchu, qué razón llevas en cuanto a la evolución de las protagonistas y creo que ellos, los protagonistas también han cambiado bastante,pero se nota menos. Merche, el artículo es genial, y desde luego has pensado en el mejor ejemplo.
Un beso, Ana.

Chus Nevado dijo...

Un gran artículo precedido por una inmejorable y fantástica introducción. Enhorabuena a las dos

Reìna de Cåmelot ♥ dijo...

OYEEEE!!! Me Puedes Prestar Dinero....Es Que Necesito Llamar Al Cielo, Hablar Con Dios Y Darle Las Gracias Por Haberte Traido A Mi Vida. ***Te Quiero Demasiado***

Abrí mi Corazón.

Hablé de nostalgia,

arrullé sueños

Desperté recuerdos

Creí en el bien,

Y finalmente,agradecí a Dios.

Y cuando me di cuenta,

¡Estaba rodeada de Amig@s!.

¡Había conquistado la amistad

¡TÚ AMISTAD!

MI DESEO PARA TI, ES QUE EN ESTE DÍA

LO PASES LLENO DE,

HERMOSAS BENDICIONES Y MUCHA ALEGRÍA

TE DEJO TODO MI CARIÑO CON TODO MI CORAZÓN...

No olvides pasar por mi blog a retirar unos premios que quiero compartir con vos!!!

San♥

Mary Heathcliff dijo...

Aunque diverjo en algunas frases, es un artículo bastante claro, concreto y explícito. Me gustó mucho. Gracias por compartirlo.

Amber lake dijo...

Ameno y didáctico. Muy bien por las dos. Lo habéis bordado.