Un saludo

Bienvenid@ si has decidido invertir un poco de tu tiempo en mirar por mi ventana, porque eso es este sitio, una ventana abierta a la imaginación, una ventana por la que mirar al otro lado, donde puedes ser uno de esos personajes que te hacen olvidar quien eres o dónde estás durante el tiempo que te sumerges en esa historia que es capaz de provocarte mariposas en el estómago. Espero que lo disfrutes.

lunes, 8 de octubre de 2012

UNA PÉRDIDA DE TIEMPO



El otro día hacía un comentario en facebook referente a la falta de tiempo. Preguntaba: ¿Nunca os pasado que tenéis la sensación de no tener tiempo para nada? Por lo menos nada de lo que queréis hacer. Es evidente que SIEMPRE estamos con algo entre manos pero... ¿Es realmente lo que queremos hacer?
A veces me siento como el conejo de Alicia: no llego, no llego, tengo prisa, tengo prisa. Prisa ¿para qué? Pues para terminar esas cosas imprescindibles en nuestra vida. Esas cosas que tenemos que hacer si o si y cuando te das cuenta, son las once de la noche y no has hecho lo que verdaderamente te interesa. Entonces surge el dilema: "Me queda una hora para acostarme (no puedo pasar mucho de las doce porque a las seis y media la musiquilla maravillosa y relajante de mi móvil-despertador dice que se acabó, que hay que empezar otra vez con las cosas del si o si)" a lo que iba, que empiezo a divagar, seguramente un psícólogo diría que lo que necesito es dormir. Volvamos " Me queda una hora. ¿Y qué hago? ¿Escribo?¿Leo? ¿Veo una serie (cortita, eso sí) de televisión? Claro que también puedo dar una vuelta por facebook para ver como está el mundo, total, a estas horas ya no quedan energías ni para sujetar el boli, mucho menos para hilar una historia coherente.
Hace un ratillo, me he sentado a continuar con la historia que estoy escribiendo y mirad por dónde ando, filosofando sobre cómo "perdemos" el tiempo. 
En fin, después de esta tonta reflexión, al fin y al cabo voy a disponer del mismo tiempo la haga o no, voy a ver si me centro y continúo con mis falsificadores.
Eso sí, tengo una curiosidad ¿Me pasa solo a mí?
Besossss

11 comentarios:

Noelia Amarillo dijo...

Ainsss, mi niña, a mí me pasa exactamente lo mismo!!! todos los días me digo, de hoy no pasa, a las siete en punto me siento y escribo hasta las nueve... y mira, ahora mismo son las ocho y media, y entre cerrar unas cosas, acabar otras y distraerme, no he hecho nada de nada... en fin, Menchu, ánimo y al toro, preciosa, que nosotras somos superwoman (o al menos eso creen nuestras familias) y podemos con todo!! ufff.

Pat Casalà dijo...

¡Ojalá los días tuvieran 30 horas! ¡Ocho de trabajo, ocho de sueño y muuuchas para escribir, promocionar y vivir!
BESOSSSS

Merche Diolch dijo...

Yo necesito días de 48h... pero seguro que si los tuviera tampoco tendría tiempo para todo lo que tengo que hacer grrrrrrrrr...
Besitos y escribe :D

Menchu Garcerán dijo...

Es un consuelo ver que andamos todas por el estilo. Y sí. Si tuviéramos más horas, me da la impresión de que haríamos lo mismo :)

Violeta Lago (Mamen) dijo...

No, Menchu. No te pasa sólo a ti. Es un problema generalizado entre las personas "multitarea". La cuestión es cómo lo enfoques. Quizá, y solo quizá, a veces deberíamos dedicarnos más tiempo a nosotras mismas, a lo que nos gusta y nos apetece, que a las mil cosas "obligadas".
Yo empiezo a hacerlo ahora que me doy cuenta de que la vida es taaaaan corta que no me va a dar tiempo a todo. Y si me limito a hacer lo que es obligatorio, jamás podré dedicar tiempo a lo que me gusta. Y sinceramente, cuando me vaya "al otro barrio" me voy a llevar lo que he disfrutado, y el resto se va a quedar aquí. Ahora me da igual si la ropa está más arrugada, o hay una capa de polvo en los muebles... Prefiero disfrutar de mi lectura, de mi marido, de mis hijos...
Besitosssssss

Menchu Garcerán dijo...

Buena filosofía, Mamen.

Teresa Cameselle dijo...

Pues iba a dar mi opinión, pero ya la ha dado Mamen, así que no me repito.
Vengo a agobiarte un poco más invitándome, a ti y a todos los que lean este mensaje, a participar en mis relatos de Halloween. Aquí la convocatoria:
http://www.teresacameselle.com/2012/10/halloblogween-2012-bienvenidos-al-fin.html
¡Besos!

Menchu Garcerán dijo...

Gracias porla invitación Teresa. Voy a ver si saco tiempo y lo hago, me apetece un montón. Es más conforme escribo, una idea malvada va tomando forma en mi cabeza jajaja.
Besos

Ana R. Vivo dijo...

Miedo me dan tus ideas, Menchu, jajaja. Y sí, a mi me pasa lo mismo que a todos, y eso que desde hace un tiempo tengo más tiempo y sin embargo encuentro menos para mí y mis personajes que pululan y pululan en la cabeza pero de ahí no salen. Un beso.

Carmen dijo...

Por si te sirve de algo, te dejo un enlace de mi otro blog "Lengua de Gata" para que veas,como, sin haberte leído, ya tenía yo sincronia con el asunto; nos falta tiempo pa tó...Y hasta le hice un relato para la radio el año pasado...Que se puede escuchar en el mismico blog...No, no te pasa sólo a ti, el tiempo nos lleva de cabeza...

http://carmenlenguadegata.blogspot.com.es
Un abrazo tobarreño.

Menchu Garcerán dijo...

Estoy viendo que es mal común :) Ana, ya he puesto la idea sobre el papel. Carmen, gracias. Me paso por tu blog.
Un beso desde los 40 kilómetros de distancia que nos separan.