Un saludo

Bienvenid@ si has decidido invertir un poco de tu tiempo en mirar por mi ventana, porque eso es este sitio, una ventana abierta a la imaginación, una ventana por la que mirar al otro lado, donde puedes ser uno de esos personajes que te hacen olvidar quien eres o dónde estás durante el tiempo que te sumerges en esa historia que es capaz de provocarte mariposas en el estómago. Espero que lo disfrutes.

martes, 5 de marzo de 2013

Reseña hecha por Anjara

Del blog " eternam dea" Anjara ha hecho una reseña muy emotiva. Gracias Anjara. Como te decía, me alegro muchísimo de haberte hecho volver a Venecia.

Si queréis leerla completa y con fotos, pinchad sobre el nombre del blog  AETERNAM DEA





Hoy os traigo la reseña de un libro que ha significado mucho para mí, me ha hecho sumergirme en recuerdos y en ocasiones hasta emocionarme. Es una gozada que libros de este tipo saquen del lector tales emociones porque cumplen su función, son más que un libro más de nuestra lista para matar el rato.

Como podéis observar con la sinopsis y con la portada, la trama de “El último carnaval” se centra en Venecia, pues bien, hace ya casi dos años pude cumplir uno de mis sueños, viajar a Venecia, un viaje que significó mucho para mí porque me enseñó lo fuerte que puedo llegar a ser pero también me hizo ser consciente de lo débil que uno es a pesar de creer lo contrario. He tenido la suerte de viajar varias veces y ver sitios que están más allá de nuestras fronteras y todas y cada una de las veces he sentido cosas especiales pero Venecia para mí, fue un autodescubrimiento de lo que era verdadero en mi vida y lo que era mera bruma, me enamoré de esas ciudad nada más mis pies salieron de la estación de tren pero no sólo de ella, de sus gentes, de su educación, su simpatía. Se ha convertido en mi ciudad santuario y sigue muy presente todavía en mis sueños.

“El último carnaval” es mucho más que un libro de género romántico, la historia de fondo es una historia que hará emocionarnos, reflexionar sobre los actos del ser humano o al menos conmigo lo ha conseguido. Tal vez juegue con ventaja ya que al ser historiadora soy más consciente de sucesos que marcaron nuestra vida y algunos no precisamente para bien.

Los personajes, tanto principales como secundarios, me han parecido muy realistas y muy creíbles. Son personajes frescos que llegan al lector, con diálogos atrayentes, amenos y rápidos. Nuestra protagonista, Gabriela, es una mujer decidida, de carácter, sabe lo que quiere y lucha por conseguirlo, su relación con Mario, ese chico italiano que ha todas nos gustaría conocer, al principio es caótica, impulsiva, dos choques de trenes que desemboca en una historia creíble de amor y bonita. Sí que ha resultado paradójico las reacciones de Mario sobre un secreto de Gabriela, un secreto que no quiero estropearos y que vosotros mismos debéis descubrir.
  
—¡No me gusta! Ni siquiera un poco.
Recordó que siempre que se reunían en el mismo sitio discutían, pero también recordó que era muy atractivo. En fin, no le negaría el mérito, pero no quería nada con él. Helena, por su parte, se encogió de hombros y se limitó a decir en tono algo incrédulo:
—Si tú lo dices...
—Yo lo digo.
—Pues entonces...
—Pues eso.

La trama además de llevarse a cabo exclusivamente en esta ciudad italiana, se centra mucho en el Palacio Ducal, tuve la oportunidad de visitarle y al salir en esta novela, sentí lo que sentí cuando estuve allí en sus cárceles, se me puso la piel de gallina. El libro da una lección al lector que no es acostumbrada en este tipo de libros románticos y a la que yo, siendo lo que soy y sin presumir de ello, soy más consciente. Estos sitios son mucho más que lugares perfectos para una fotografía de nuestros álbumes, son sitios en los que sin paños calientes, murieron miles de personas, culpables o inocentes. La autora, ha sabido muy bien interpretar ese sentimiento indescriptible cuando visitamos sitios como éste, pasar las manos por las paredes donde esas personas condenadas escribieron sus últimas plegarias, sus nombres para que se les recordara. Con esta novela se nos pone un poco en la piel de una de las personas que padecieron en este sitio y nos enseña que no siempre las historias de color de rosa o con final feliz pueden llegar a adentrarse en nuestro corazón. Me ha encantado esa manera de plantear esta historia que a simple vista parecía una más, ha sabido darla otro enfoque, es un libro que me ha emocionado no por la historia principal en sí, sino de la de fondo.

Hoy os quiero ofrecer esta reseña especial para mí, no os quiero adoctrinar ni nada por el estilo pero me gustaría que pudierais ser testigos de algo que yo experimento casi siempre que mis pies y mis ojos están en sitios como este. Por eso, os quiero dejar unas fotos que hice cuando estuve ahí.

2 comentarios:

Aglaia Callia dijo...

Tuve el gusto de leer la reseña, felicidades.

Besos.

Menchu Garcerán dijo...

Muchas gracias.
Un beso